VOLVEOS A DIOS.

Por Marco Marín Parra.
Un hermoso pensamiento basado en 1 Samuel 7:3-5 RV60.

Samuel el juez recto, el último juez de Israel.

La misión de Samuel era que su pueblo se volviera a Dios con todo su corazón, y los llamó al arrepentimiento; veía y palpaba la hipocresía, el doble ánimo de su pueblo. En la boca del profeta estaba La Palabra de Dios, de su corazón brotaba la unción del poder de Dios. Un profeta inspirador, un hombre de oración y muy fiel a su llamado. Pero los tiempos donde el pueblo de Dios vivía lo hacían como ellos querían, y no cumplían la voluntad de Dios.

Samuel puso de relieve el principio bíblico, que si el pueblo de Dios espera recibir su protección y liberación, primero tiene que volverse a Él con todo el corazón, y quitar toda forma de idolatría y transigencia con el mundo. (Ro 12:1-2).

Samuel no se detuvo delante del pueblo, no le temblaron las rodillas delante del púlpito, ni su boca calló lo que Dios le habló. Hoy al escuchar algunos mensajes medito en ellos, y hay mensajes que son muy intelectuales, mejor dicho, no llegan al corazón del ser humano; sólo palabra y palabras. Pero los mensajes que nos hacen faltan, son los mensajes del profeta Samuel y aquellos siervos de Dios que tienen temor de Dios.

Un pequeño paréntesis: David Wilkerson, un gran siervo de Dios nos dejó, partió a su morada; pero nos deja una gran lección fiel y directa al corazón del ser humano. Denunció el pecado, y habló delante de muchas naciones lo que Dios decía a su corazón. Nos trajo en 2004 a Suecia lo que Dios veía sobre este país. Pero escuchamos, y pocos entendieron. En lo personal no soy seguidor de hombres, pero tenía un gran vínculo con sus mensajes; me sirvieron para mi desarrollo como siervo de Dios, y no de hombre.

Dios no tiene ningún vínculo con el pecado; pero ama al pecador arrepentido, y el pecador debe ser exhortado con La Palabra de Dios, Las Sagradas Escrituras: La Biblia. Si no predicamos de la idolatría, el pueblo de Dios va a seguir viviendo con ella, dentro de ella, en pecado.

Transigencia con el mundo = Actitud de tolerancia o aceptación de la opinión o deseos de otra persona en contra de los propios, especialmente cuando se adopta para evitar una discusión (intransigencia). Tanta transigencia ha acabado en libertinaje.

Hoy toco la alarma, es una señal de peligro; y qué alegría o gozo se siente cuando salimos de esa situación, salvos, ilesos. Salvar tu alma es tener la vida eterna. Juan 3:15: para que todo aquel que en Él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna, 3:36: El que cree en el Hijo tiene vida eterna, pero el que rehúsa creer en el Hijo no verá la vida sino que la ira de Dios está sobre él.

V.4: Entonces los hijos de Israel quitaron a los baales, y a astarot, y sirvieron sólo a Jehová. V.5: Y Samuel dijo: Reunid a todo Israel en Mispa, y yo oraré por vosotros a Jehová.

Pueblo de Dios, Nación santa, pueblo escogido, separado por Dios: La voz del predicador ha hablado, llegó el día; reunámonos para sacar la idolatría y terminar la transigencia con el mundo, y sólo a Jehová serviremos con todo nuestro corazón. Amén. (Filipenses 3:14) prosigo a la meta, y deseo ver a muchos llegar juntos conmigo.

Que Dios nos ayude a seguir fieles a Su Palabra, a no transar los mensajes de Dios. Tu oración me dará más fuerza, y yo estaré orando por tí, amén.

Tu amado hermano Marco Marin Parra. Bendiciones y espero tu petición de oración, amén.
Suecia, Lysekil.
Tu hermano Marco Marin Parra.
Suecia – Lysekil.
Bendiciones.
Escríbeme: marcomarinparra@hotmail.com
o visita mi página: www.facebook.com/MePermitesOrarPorTi
http://OrientacionesBiblicas.BlogSpot.com

Para más temas y reflexiones puede seguirnos en:

Imprimir este post.
Compartir este blog con sus amigos...
This entry was posted in , , . Bookmark the permalink.

One Response to VOLVEOS A DIOS.

Síganos en Facebook:

COMÉNTENOS SOBRE ESTE BLOG:

Amado Dios, dedico a Tí el trabajo de este sitio, y lo hago con todo mi corazón y con todo mi amor, esperando que por medio de él atraerás a los que deseas que vengan a Tí. Por mi trabajo en la oficina no puedo salir a predicar, pero con esto quiero hacer mi aporte. Recíbelo Señor, te lo entrego en tus manos, para que lo sostengas si te place. Recibe Tú la exaltación por los buenos comentarios; y por los ataques y ofensas hacia mi persona toma Tú el control de todo, pues este sitio es Tuyo Señor. A Tí sea la Gloria, la Honra, la Alabanza, el Poder y Majestad, por los siglos de los siglos en nombre de Jesucristo, Señor y Salvador Nuestro. Amén.