CÓMO MANTENERSE FUERTE ESPIRITUALMENTE.

Para mantenerse fuerte espiritualmente haciendo crecer nuestra fe, debes escuchar más y más de la Palabra de Dios. Cuando oyes la Palabra empiezas a creer y tu fe aumenta.

Pero una parte importante de nuestra fe es hablarla. Creemos, entonces hablamos. Cuando hablas en fe lo que Dios dice, entonces verás resultados.

Una vez Jesús dijo: "Tened fe en Dios. De cierto os digo que cualquiera que diga a este monte: "Quítate y arrójate en el mar", y no duda en su corazón, sino que cree que será hecho lo que dice, lo que diga le será hecho." Marcos 11.22-23 (RV95)

La gente piensa que solo con creer es suficiente, pero sus creencias sin acción no traerán resultados positivos a su vida. Jesús no dijo "Cualquiera que creyere" sino más bien "Cualquiera que DIGA".

Si lo que quieres es que nada suceda en tu vida simplemente quédate callado y no digas nada, pero si deseas el poder de Dios obrando en tu vida y tu situación, háblale a tu montaña ahora mismo y declara la Palabra de Dios.

Como seres humanos siempre estamos hablando de lo que vemos, pero es increíble que Dios, cuando hizo el mundo no habló lo que Él veía (oscuridad), sino que habló lo que quería ver (luz!).

Si de lo único que hablas es de lo que ves, entonces obtendrás sólo lo que ya tienes. Necesitas empezar a decir lo que Dios dice de ti. Necesitas hablar de las cosas que Dios dice que te pertenecen.

El apóstol Pablo entendía muy bien este principio cuando dijo: "Pero teniendo el mismo espíritu de fe, conforme a lo que está escrito: «Creí, por lo cual hablé», nosotros también creemos, por lo cual también hablamos". 2 Corintios 4.13 (RV95)

Andrés Reina
Imprimir.
Escuchar prédicas, click aquí.

Imprimir este post.
Compartir este blog con sus amigos...
This entry was posted in , , , , . Bookmark the permalink.

One Response to CÓMO MANTENERSE FUERTE ESPIRITUALMENTE.

Síganos en Facebook:

COMÉNTENOS SOBRE ESTE BLOG:

Amado Dios, dedico a Tí el trabajo de este sitio, y lo hago con todo mi corazón y con todo mi amor, esperando que por medio de él atraerás a los que deseas que vengan a Tí. Por mi trabajo en la oficina no puedo salir a predicar, pero con esto quiero hacer mi aporte. Recíbelo Señor, te lo entrego en tus manos, para que lo sostengas si te place. Recibe Tú la exaltación por los buenos comentarios; y por los ataques y ofensas hacia mi persona toma Tú el control de todo, pues este sitio es Tuyo Señor. A Tí sea la Gloria, la Honra, la Alabanza, el Poder y Majestad, por los siglos de los siglos en nombre de Jesucristo, Señor y Salvador Nuestro. Amén.